lunes, 21 de noviembre de 2016

Pequeño espolón sur al Espigüete. III+(IV Max) 250mts. AD

El Espigüete es una montaña emblemática de la Montaña Palentina, se halla ubicado en un cordal muy cercano a Picos de Europa y la montaña de Vadinia y es por ello que comparte numerosas características con ellas.

El Espigüete tiene muchas razones para ser visitado o escalado. Su adherente y afilada caliza gris carbonífera, su relieve escarpado que le acerca al ideal de como ha de ser una montaña, sus rutas o escaladas siempre rodeadas de un potente ambiente alpino, sus potentes vías clásicas, sus escaladas invernales...en definitiva una joya.

Para esta actividad iríamos Manu, Pablo y el que escribe. Manu es Guia de Montaña en la Cordillera Cantábrica con su magnífico proyecto Entre Valles y Cumbres y nadie como el para llevarnos a estos magníficos rincones. De hecho esta actividad era una de esas ideas que tenía Manu en mente e ibamos a materializarlo. Los 3 estamos haciendo una transición a la escalada clásica de varios largos y buscábamos una actividad sencilla pero que exigiese el uso de elementos de autoprotección(Friends, Fisureros,lazos...). Según los cróquis el grado se ajustaría a nosotros dado que los 3 nos movemos en deportiva entre el V+ y el 6a.

Tras el preceptivo madrugón y demás cosas molestas anexas a esto de la montaña, a eso de las 8 y 30 estábamos en Cardaño de Abajo, un bellísimo pueblo rodeado de Robles, Hayas, Chopos y su inconfundible embalse. Comenzamos la aproximación, inicialmente por cómoda pista y en nada ya resoplando camino arriba en pura linea ascendente. En 2 horas netas nos estábamos encordando.


Croquis elaborado con datos obtenidos de internet y mios propios.
Nieblas matinales de fondo de valle en Cardaño.

Espigüete desde su cara sur, se distinguen sus espolones.


1ER LARGO.
Según ascendíamos, Pablo pidió ser el 1º en escalar, como había al menos 3 largos de cuerda, pues nos ahorraba el echarnoslo a suertes.
Comienzo sencillo del largo

Asegurando


Desde la base el 1er largo se ve sencillo, comenzando en una placa tumbada de gran adherencia alternada con algunas repisas, aunque no nos llevemos a engaño, este es el largo clave de toda la escalada.
Continúa por terreno sencillo el 1er largo.

Llegando al paso clave.

Cómoda repisa antes de meterse a la placa.

Saliendo del largo, ya por terreno sencillo.

Buscando para montar reunion.


Y es que según Pablo va avanzando se percata que no hay opciones de proteger, van saliendo los metros de cuerda y llega al paso clave, la placa ya no esta tan tumbada y hay 15 metros de cuerda desplegados sin ningún seguro. Para dar el paso en cuestión, estas cómodamente en una pequeña repisa pero has de meter un paso con cierto dinamismo, no mas de 1,5 metros, pero lo complicado es saber que si fallas te metes un vuelo épico con mala caída en alguna repisa.

Pablo se arma de valentía, hace el paso y ya por fin puede meter un cacharro, a partir de ahí el grado vuelve a ese III o III+ constante, y muy divertido. Pablo monta reunión y ya subimos Manu y yo. Al subir, llego al paso clave y ciertamente, metérselo en libre tiene su cosa. De hecho en las pocas reseñas de esta escalada, este largo es el mas comentado debido a este paso y las pocas o ningunas opciones de protegerlo.

2º LARGO.

Comienzo mi largo, el cual me permite proteger muy bien. De hecho meto un lazo magnífico a pocos metros de la reunión que anula los peligros de caer por debajo de mi asegurador, esto ya hace que encares a gusto la escalada.
Buscando el mejor itinerario.
Zona sencilla en la cresta.


Tras leer el itinerario un poco, la escalada fluye. Es una escalada gustosa que puedo proteger cada 2-3 metros lo que hace que los pasos de la escalada sean agradables, aparte de que aquí el grado no repunta a IV en ningún paso, sino que se mantiene en ese III+, aunque con un impresionante patio a ambos lados pues nos encontramos en una sección de cresta.

Busco un buen par de bloques que me permiten triangular una reunión a prueba de bombas y ya suben Pablo y Manu.
Desde R2 contemplando las vistas.

Ya atados, se disponen a subir Pablo y Manu.


SECCIÓN DE TREPADA-ANDANDO

Entre el 2º y 3er largo hay una sección sencilla y larga que hay quien la realiza en ensamble dinámico, de hecho había un fisu por ahí encasquillado, pero ciertamente, es una sección que se hace sin problemas desatado. Esta sección nos conduce a una gran repisa herbosa donde se encuentra el inicio del 3er largo.

3er LARGO

Y finalmente llegamos al largo final. Tiene un precioso paso de chimenea que le dan III+ o bien una placa a su izquierda que le dan IV.

La placa estaba peleona y se nos hacía tarde por lo que elegimos la chimenea. Es alucinante como se van las horas con las maniobras de cuerda y aun quedaba bajar.
Chimenea de III+ y a la izquierda placa de IV. Este largo le tocaba a Manu.


El paso de chimenea exige restregarse a lo bestia, con una oposición apretadita y claustrofóbica sale bien. Mucho cuidado aquí con las piedras, el asegurador se encuentra en un sitio crítico de cara a recibir una buena pedrada.

Una vez pasada la chimenea, el largo es muy sencillo y vas ascendiendo hasta dar con la misma cresta del Espigüete de la ruta normal.
Recogiendo el material en la cresta cimera con Cardaño al fondo.



CIMA Y DESCENSO. 

Como teníamos en mente bajar por la cara sur, decidimos subir hasta la cima, es engañoso, pues estas "arriba" y que va!. Tardamos 45´ a buen paso hasta dar con la panorámica y estética cima. Las vistas a la comarca de la Reina, a Riaño, Montaña Palentina o los inmensos campos de cereal palentino, son sublimes, no dejeis de ir al Espigüete, que solo por esto lo vale.

Cima Espigüete Pablo y Manu.

Cima Espigüete Manu y yo.

Cima Espigüete Manu,Pablo y yo.


Tras un merecido bocata y el frío arreciando, decidimos bajar. La pedrera no es de las mas cómodas, pero la verdad que te quitas los metros en un rato. Luego otro rato de pista y al coche. Parada obligada en el bar y día terminado!!
De vuelta entre Hayas y Robles.

Sencillamente espectacular.
N de R. Los mas avezados verán que aunque recomiendo cuerdas dobles, vamos con una cuerda simple de triple homologación 9,8mm x 70 mts, todo se debe a unos malentendidos con la previsión de material. En escalada clásica hay que ir con dobles, es importantísimo no confiar todo a un seguro en una caida, mas aun, que haya una caida y se produzca un corte en la camisa de la cuerda en estas rocas tan afiladas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario